Trekking; sus beneficios y lugares cercanos para practicarlo

8

El trekking o excursionismo es una actividad física que consiste en caminar por escenarios naturales, como montañas, bosques, selvas, cañones o ríos. Y, como todas las actividades que impliquen caminar, aporta un gran beneficio para el sistema cardiovascular.

Se diferencia del senderismo porque la modalidad del trekking requiere un mayor esfuerzo físico; mientras el recorrido realizado en senderismo suele tener un grado de dificultad más bajo -sus rutas discurren por senderos, vías y caminos señalizados-, en el excursionismo los recorridos se realizan a través de parajes aislados y sin ninguna ayuda de señales o caminos, lo que representa un mayor contacto con la naturaleza.

En el trekking el contacto directo con la naturaleza y la huida del estrés, así como de la contaminación, el ruido y la polución de las ciudades, incrementa el bienestar y la satisfacción.

El senderismo suele estar considerado como una actividad más relajada por lo tanto más relajante, mientras que el excursionismo se asocia con una mayor demanda física.  Además, el trekking se suele combinar con otras actividades en conexión con la naturaleza como lo es acampar.

En la región Metropolitana existen lugares ideales para practicar trekking:

  • Cerro Pochoco, cerro precordillerano de Los Andes, ubicado en en el sector de El Arrayán, en la comuna de Lo Barnechea, cercano al puente Ñilhue y al río Mapocho. Es uno de más visitados de la ciudad de Santiago.​Tiene una de altitud 1804 metros sobre el nivel del mar (msnm) y en éste se encuentra ubicado el observatorio Cerro Pochoco.
  • Cerro Manquehue. Es el cerro más alto del valle de Santiago. Tiene 1638 msnm e integra el denominado cordón Manquehue, al noreste de la capital de Chile, junto a la ribera norte del río Mapocho. El milenario cerro Manquehue, tiene una antigüedad geológica de 19 millones de años., con fósiles, un ecosistema único y fuente de recreación y de estética.
  • Parque Natural Aguas de Ramón, también conocido como “Salto de Apoquindo” abarca 3620 hectáreas en un sector cordillerano, en los límites de las comunas de La Reina y Las Condes, donde se puede apreciar el estero de Ramón, bosques esclerófilos y matorral. El Parque cuenta además con un centro de educación e información ambiental donde se realizan visitas educativas.
  • Glaciar Colgante El Morado y/o Monumento Nacional el Morado; es una unidad de alta montaña, que esta sobre los 1.750 msnm, a un costado de los Baños Morales, en la comuna de San José de Maipo, Provincia Cordillera de la Región Metropolitana, en Santiago. En su interior se preserva un proceso geológico de movimiento y deposito de materiales de un glacial (morrenas), desde su inicio hasta su término. Por lo mismo posee la apariencia de un cajón cordillerano con forma de u, franqueado por tres de sus lados, por altas montañas.
  • Cerro Provincia, cerro precordillerano, que forma parte de la sierra de Ramón, en la zona oriente de Santiago de Chile. Se le considera uno de los cerros más visitados de la capital de Chile durante los fines de semana.
  • Cerro Alto Las Vizcachas, otro de más visitados de la ciudad de Santiago en los fines de semana. Tiene una de altitud 1871 msnm y limita al norte con San Carlos de Apoquindo y el Morro Las Papas, mientras que por el sur con la quebrada de Ramón.
  • Quebrada de Macul, es un desfiladero ubicado entre las comunas de Peñalolén y La Florida en la ciudad de Santiago de Chile, uno de los es un pulmones vegetales que tiene la ciudad de Santiago con abundante vegetación precordillerana donde predomina el bosque esclerófilo, senderos, pozas y pequeños saltos de agua. En la Región Metropolitana los bosques nativos han disminuido considerablemente de su extensión original producto de la urbanización, por lo que Quebrada de Macul conserva una reliquia natural de un paisaje antaño común en la zona, con todas las especies que puede sustentar. Allí se mantiene un bosque esclerófilo nativo, el cual posee especies arbóreas como quillay, maitén, bollén (Kageneckia oblonga), guayacán, litre y peumo, siendo los dos últimos los más abundantes. En el sotobosque hay arbustos y hierbas perennes así como anuales como son el mayu Sophora macrocarpa, el colliguay o las añañucas.

Forma de practicarlo El trekking tiene una regla básica: no perturbar ni dañar la naturaleza. Aunque la actividad depende del grado de dificultad del terreno, lo vital para practicarla es hacerse con el equipo adecuado:

Alimentos: Muchas de las rutas suelen durar varios días y conllevan un importante gasto de energía. Consumir alimentos ricos en vitaminas y proteínas otorgará la energía suficiente para completar las rutas con éxito.

Ropa cómoda y adecuada: Aunque el trekking no tiene una vestimenta determinada, es preciso disponer de la ropa adecuada a cada situación. Además, el calzado debe ser cómodo, ya que los recorridos son largos.

Cuerdas: La mayoría de las rutas realizadas en el trekking son de montaña o se sitúan en terrenos escarpados y difíciles. En ese tipo de zonas una cuerda puede llegar a ser imprescindible.

Una brújula: Al ser una actividad que tiene como escenario parajes naturales no señalizados, es imprescindible utilizar una brújula para no perder la orientación.

En la actualidad existen agrupaciones que fomentan esta actividad y tratan de establecer unas pautas. El objetivo principal de las normas es garantizar la seguridad de los excursionistas a la vez que se protege el medio ambiente y el patrimonio natural.

publicidad